Artículos del blog

...

Diciembre 31, 2019

Pérdida gestacional recurrente, un problema de fertilidad.
...

La pérdida recurrente del embarazo se refiere al aborto de más de dos embarazos consecutivos. En el primer trimestre o a principios del segundo trimestre. Aunque el 25% de todos los embarazos reconocidos terminan en aborto, menos del 5% de las mujeres experimentan 2 abortos consecutivos y solamente 1% tendrá experiencia de 3 o más pérdidas gestacionales tempranas. La incidencia es de 0.5% a 1 % de los embarazos.

La probabilidad de una recurrencia después tres pérdidas es de 35%. Del 30 al 50% de las PGR primarias se resuelven espontáneamente y hasta un 70% en los casos de PGR secundaria. En menos del 40% se logra establecer la etiología. El estudio de las parejas se ha enfocado desde el punto de vista de factores: cromosómico, anatómico, endocrino, infeccioso, inmunológico, trombofílico.

Todas las parejas que experimentan una pérdida recurrente del embarazo deben de beneficiarse de una evaluación médica desde el punto de vista reproductivo y psicológico. Muchos abortos tempranos son debido a la ocurrencia al azar de una anormalidad cromosómica en el embrión. De hecho, el 60% o más de los abortos tempranos pueden ser causados por una anormalidad cromosómica ocurrida al azar, generalmente debida a cromosomas desaparecidos o duplicados.

La ocurrencia de un aborto aumenta con la edad de una mujer. Después de los 40, más de la mitad de todos los embarazos termina en aborto. La mayoría de estos embriones tienen un número anormal de cromosomas.

Alteraciones cromosómicas.

Entre el 5 al 7% de las parejas son portadoras de cromosomopatías. Las más frecuentes son las translocaciones balanceadas, por lo que se debe de solicitar un cariotipo a todas aquellas parejas con factores de riesgo para sospechar una alteración. Si este se encuentra positivo se debe referir a una clínica de genética. La consejería cobra mucha importancia en estos casos para definir el pronóstico del embarazo, y realizar estudios a la familia cuando corresponda.

Anormalidades Hormonales.

La Progesterona, una hormona producida en el ovario después de la ovulación, es necesaria para un buen desarrollo del embarazo. La deficiencia en su producción por el cuerpo lùteo ovárico puede causar abortos repetidos. Los tratamientos pueden incluir la inducción de la ovulación, suplementación de progesterona o inyecciones de Gonadotropina coriónica Humana (hCG).

Anormalidades Metabólicas:

La diabetes mal controlada incrementa el riesgo de aborto recurrente. Las mujeres con Diabetes mejoran el pronóstico de su embarazo si sus niveles de azúcar en la sangre son debidamente controlados. Mujeres que tienen resistencia a la Insulina, tales como mujeres obesas o que tienen Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP), también tienen índices más altos del aborto. Todavía no hay bastante evidencia científica para saber si los medicamentos que mejoran la sensibilidad a la Insulina mejoran el pronóstico del embarazo en una mujer con aborto recurrente, pero se ha utilizado observando una respuesta favorable.

Anormalidades Uterinas.

La alteración de la cavidad uterina puede ser encontrada en aproximadamente 10 a 15% de mujeres con PGR. Las pruebas diagnósticas de investigación incluyen la Histerosalpingografia, Histerosonografía, Ultrasonido endovaginal y en casos especiales la Histeroscopia.

Las anormalidades uterinas congénitas incluyen el Útero doble, tabique uterino, y un útero en el cual solamente un lado se ha formado, Síndrome de Asherman (Tejido de cicatriz en la cavidad uterina). Los Fibromas y Pólipos uterinos son anormalidades adquiridas que también pueden causar abortos recurrentes. Algunos de éstos problemas o condiciones pueden ser corregidas quirúrgicamente.

Factor masculino.

Hay evidencia que sugiere que el daño al DNA espermático causado por estrés oxidativo puede afectar el desarrollo de un embrión y aumentar el riesgo de aborto.

Inexplicado.

No se encuentra ninguna explicación en el 50 a 75% de los casos con pérdidas recurrentes del embarazo.

En conclusión, las parejas con PGR deberán beneficiarse de un diagnóstico y un tratamiento oportunos, ya que la corrección de la causa hará que su embarazo sea exitoso en la gran mayoría de los casos. Una forma de vida sana y una suplementación con ácido fólico se recomienda antes de procurar otro embarazo.

La suspensión de hábitos como fumar, ingerir alcohol y cafeína puede mejorar aún más el pronóstico y si a esto agregamos una rutina de ejercicio moderado y control de peso, el éxito de un embarazo subsiguiente casi está asegurado.

El asesoramiento puede proporcionar comodidad, tranquilidad y ayuda a hacer frente a la pena, duelo, aislamiento, miedo, y desamparo que muchos individuos experimentan después de abortos repetidos.



Dr. Henry Aristóteles Mateo Sánez, Médico Ginecólogo- Obstetra/Biólogo de la Reproducción Humana, Director General de la Clínica de Fertilidad Guadalajara, Cédula 1535305, Cédula Ginecología y Obstetricia 6525983, Cédula Biólogo de la Reproducción 8284840.

Archivos